Una Navidad Diferente

    ¡Buenas y felices fiestas a todos!

Cómo ya sabéis, mi hermano y mi madre han venido de visita y se han quedado esta semana.

Ha estado muy bien, lo hemos pasado genial y hemos hecho bastantes cosas, tales como ver la granja, ver el pueblo, visitar el pueblo vecino y estar con la gente de aquí.

Ha sido una navidad estupenda y una de las mejores, y aunque es una lástima que se hayan ido, el rato ha valido la pena y lo hemos disfrutado mucho.

Ahora viene año nuevo y yo probablemente seguiré trabajando (o al menos intentaré echar una mano).

Espero que todos hayáis tenido una hermosa navidad y os deseo un feliz año nuevo.

¡Felices fiestas!

Aleix.


 


Soy Virginia, mamá de Aleix que, como sabéis, está en Irlanda en un proyecto de voluntariado.

Casi todos los voluntarios se han ido a sus casas a pasar las fiestas, pero nosotros lo hemos hecho al revés,  hemos ido Pep (su hermano)  y yo a verle. La verdad es que yo me moría por ver cómo está viviendo. Una cosa es verle por Skype, y otra muy diferente verlo “en vivo y en directo”.

Han sido unos días francamente especiales. La familia con la que está viviendo Aleix nos acogió en su casa, primera buena impresión. La familia que gestiona la granja són también un encanto. Y todas las personas con las que hemos contactado igual.

Han creado un sistema de vida mucho más amable que el de las ciudades, donde las familias comparten los vehículos para moverse, reciclan absolutamente toda la materia orgánica. De hecho, es lo que comen los cerdos de la granja. Y los envases ya ni hablamos. Consumen muchos menos recursos que nosotros, y aun así no les falta de nada. Toda una lección de que vivir de otro modo es posible.

En cuanto a Aleix, está feliz. Creciendo mucho como persona, aprendiendo muchas cosas. Y ha estado encantado de que estuviéramos allí unos días.

Dejamos Irlanda con la sensación de haber pasado unas de las mejores navidades de nuestras vidas.

¡Nos vemos en breve!

Virginia.

Sesión padres día 3 de Diciembre 2016

El pasado sábado 3 de diciembre tuvimos nuestra sesión mensual del grupo de padres, en paralelo a la actividad desarrollada por los peques.

La sesión fue liderada por Silvina Mosquera, terapeuta del Centro Matices de Atención a la Familia. La mayor parte de la sesión giró en torno a las preocupaciones de los papás que tienen niños muy pequeños recientemente diagnosticados.

Silvina insistió mucho en la gran plasticidad de estos niños, y la importancia de trabajar desde el primer día con una perspectiva global (padres-terapeutas-escuela). Las perspectivas de evolución de estos niños serán mayores cuanto más se trabaje en esta línea.

Aparecieron cuestiones relacionadas con las diferentes visiones dentro de la pareja acerca del problema, y la conveniencia de cuidar la relación en un momento tan delicado. Como siempre, se generó un ambiente de cariño y solidaridad entre las familias participantes que, a buen seguro, nos ayuda a manejar mejor nuestra situación.