Hechos Característicos1382374956

Historia y evoluciónbreve-historia-de-la-ingenieria-civil-en-el-mundo Personajes Famososbreve-historia-de-la-ingenieria-civil-en-el-mundo

Preguntas más frecuentes

 

¿Qué son los trastornos del espectro del autismo?

Los TEA están definidos como Trastornos Generalizados del Desarrollo (TGD) en base a criterios y sistemas de diagnóstico acordados internacionalmente (DSM-IV y CIE-10). Son trastornos complejos, que afectan al desarrollo del sistema nervioso y al funcionamiento cerebral, especialmente en los aspectos relacionados con el procesamiento de la información que proviene de los estímulos sociales. Son trastornos crónicos, que permanecen durante toda la vida, aunque sus manifestaciones clínicas y las necesidades de las personas que los presentan varían a lo largo de las diferentes etapas del desarrollo.

 

¿Cuáles son los síntomas característicos del autismo?

Todas las personas con TEA comparten características comunes que definen este tipo de trastornos.

• Como elemento fundamental presentan dificultades significativas de interacción social, que implican un aislamiento social importante. La manifestación de esta dificultad oscila entre las personas que de forma persistente no presentan conductas dirigidas a interactuar con el entorno, y aquellas que quieren establecer relaciones interpersonales, pero que lo hacen de forma poco adaptativa, sin saber bien cómo establecer la relación y sin tener en cuenta las reacciones de la otra persona.

• También presentan alteraciones en las habilidades de comunicación verbal y no verbal de diversa magnitud. Estas dificultades pueden ser extremadamente graves y provocar que la persona no emplee ningún tipo de lenguaje (verbal, o signado) precisando Sistemas Alternativos y Aumentativos de Comunicación, (SAAC). En otras personas la alteración puede ser menos severa y disponer de habilidades lingüísticas fluidas, pero presentar un uso deficitario del lenguaje social, tanto verbal como no verbal (por ejemplo, no utilizarán las habilidades de comunicación de forma eficaz para mantener una co-municación recíproca).

.Tienen un repertorio limitado de intereses y de conductas. Pueden presentar el mismo comportamiento de forma repetitiva y, por tanto, tener problemas para afrontar cambios en sus actividades y en su entorno, aunque sean mínimos.

• Sus capacidades para imaginar y entender las emociones y las intenciones de los demás son muy limitadas, lo que hace que sea muy difícil para ellos desenvolverse adecuadamente en el entorno social.

 

Se habla de «espectro del autismo» para dar una idea de dimensión a lo largo de la cual se encuentran todos los casos que, compartiendo el núcleo común de los síntomas mencionados (problemas de interacción social, problemas de comunicación y/o lingüísticos y repertorio limitado de conductas e intereses), se diferencian en la intensidad de los mismos y en la presencia o no de otras alteraciones o dificultades.

 

¿Con qué frecuencia ocurre el autismo?

Existe muy poca información sobre la situación de las personas con TEA en general en nuestro país, y especialmente sobre las condiciones de vida de los adultos con este tipo de trastornos. Sin embargo, en los últimos años se ha constatado un aumento considerable de los casos detectados y diagnosticados de TEA. Es posible que este incremento se deba a una mayor precisión de los procedimientos e instrumentos de diagnóstico, a la mejora en el conocimiento y formación de los profesionales, o incluso, a un aumento real de la incidencia de este tipo de trastornos. En la actualidad estudios consensuados internacionalmente establecen una prevalencia de 25 personas con TEA por cada 10.000 ciudadanos adultos y un caso de TEA por cada 150 niños en edades escolares. En ellos se confirma también que se presentan de manera más frecuente en los hombres que en las mujeres (en una proporción de 4:1), y que no existen diferencias en cuanto a su aparición en las distintas culturas o clases sociales.

 

¿Cuáles son las causas del autismo?

Hasta la fecha no ha sido posible determinar una causa única que explique la aparición de los TEA, pero sí la fuerte implicación genética en su origen, siendo muy necesaria la investigación al respecto. La gran variabilidad existente en este tipo de trastornos apunta a que la interacción entre los distintos genes y los diferentes factores ambientales es relevante para el desarrollo de los TEA, pero, por el momento, estos elementos no se encuentran claramente identificados. Por tanto, actualmente no existe ningún factor biológico reconocido que permita el diagnóstico de los TEA. Éste se realiza en base a una evaluación específica de la conducta de la persona y diferentes indicadores de comportamiento, principalmente relativos a la conducta social, a las habilidades comunicativas y al juego, que han de estar presentes en el desarrollo temprano de la persona. La heterogeneidad en la presentación clínica es un hecho contrastado, y de gran relevancia, ya que puede ser un grave error considerar que, por presentar el mismo tipo de trastorno, todas las personas con TEA son iguales y que a todas se les pueden aplicar las mismas soluciones de intervención.

 

¿Cómo se trata el autismo?

Existen factores que influyen de manera decisiva en el desarrollo de la persona presenta TEA y en su calidad de vida. Es fundamental que:

• El diagnóstico del TEA se realice de manera precoz y que el niño reciba una apropiada intervención temprana en función de las necesidades que presente, vinculadas a las distintas áreas del desarrollo que se alteran en este tipo de trastornos.

• Los recursos educativos y comunitarios sean los adecuados a sus necesidades individuales, y dispongan de una red de apoyo que facilite su participación social.

• Se consensúe la sensibilización de las competencias educativas regionales para potenciar los recursos educativos, de intervención y de apoyos especializados; realizar estimaciones fiables sobre el número de personas con TEA que existen en el país, y estimar de manera individual las necesidades de los alumnos con TEA para facilitar a los interesados los recursos de escolarización que mejor se adapten a las mismas.

• Se mejore y especialice la formación de los profesionales que prestan apoyos a las personas con TEA.

• Se faciliten planes de promoción de la autonomía personal que permitan el acceso al empleo y vivienda adaptados a sus características.

 

¿Qué pronóstico tienen los trastornos del espectro del autismo? 

Es imprescindible señalar que las características que definen los TEA permanecen durante toda la vida de la persona que lo presenta, por tanto, los apoyos de los que disponga han de ir adaptándose conforme a sus necesidades individuales. Así, la calidad de vida de la persona y la de su familia van a estar influidas por las posibilidades de acceder a las intervenciones y apoyos adecuados, que maximicen sus oportunidades de aprendizaje, de inclusión social y de desarrollo personal, a lo largo de la vida.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Fuente:INFORMES, ESTUDIOS E INVESTIGACIÓN 2012 MINISTERIO DE SANIDAD, SERVICIOS SOCIALES E IGUALDAD